TRANSGENERACIONAL (artículo extendido del menú Asesoría)

El árbol genealógico es a la vez nuestra mayor trampa

y nuestro tesoro más preciado” (Alejandro Jodorowsky)


El estudio del Transgeneracional o árbol genealógico parte de la premisa de que determinados comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación e impiden al sujeto realizarse en plenitud. Es preciso tomar conciencia de esos programas inconscientes para que el paciente pueda desvincularse de ellos y desatar los “nudos” del pasado.

No es necesario padecer síntomas o enfermedades para tener que analizar y estudiar nuestro Transgeneracional. No hay que acordarse del árbol genealógico sólo cuando se encienden las alarmas. Al contrario, conocer el cúmulo de potencialidades que se esconden en nuestro árbol genealógico nos aportará grandes ventajas y beneficios como una mayor conciencia y plenitud en nuestras vidas porque comprenderemos los “para qué” de comportamientos, formas de ser, aficiones, manías, etc. Todo eso está en el árbol, sólo hay que buscarlo, interpretarlo, dar con su lógica.

Conocer las líneas de afinidad, los dobles, los yacientes, los herederos universales, las líneas maestras del árbol, las fechas de nacimiento, concepción y muerte, la existencia de abortos, adulterios, separaciones, problemas de herencias, incestos, discapacidades, hijos ilegítimos, los “no dichos” o los secretos de nuestro árbol genealógico nos reportará la gran ventaja de contar con una excelente panorámica de qué lugar ocupamos en el clan, qué programas heredamos y quizá lleguemos a repetir o reparar, qué toxicidades genealógicas podemos sanar para no legarlas a nuestros hijos, etc. Por todo ello, como dijo Alejandro Jodorowsky, todos deberíamos conocer nuestro árbol genealógico y –añado- saber interpretar su lógica, su significado.

transgeneracional-biodescodificación-madrid

Estudio Transgeneracional: la llave para tomar conciencia y comprender nuestra vida.

Debemos desarrollar y tener una visión cuántica del transgeneracional porque a través de él estamos enlazados todos los miembros del clan, compartiendo información y programas que inconscientemente saltan de generación en generación hasta que se toma conciencia de ellos y quedan desactivados. Porque el transgeneracional está vivo, habita en nosotros.

La asesoría en Transgeneracional consiste no sólo en ayudar a configurar el árbol genealógico sino, sobre todo, poner en evidencia su lógica y los programas inconscientes que éste esconde, las potencialidades que alberga. Para su estudio es imprescindible investigar las circunstancias en las que vivieron nuestros ancestros (oficio, situación social, política, etc.), comprender sus actitudes, conocer sus comportamientos.

Los árboles se hacen por triadas: cliente (Yo) – papá – mamá, y así sucesivamente. Es deseable disponer de información hasta los bisabuelos pues ellos articulan el pasado, ese pasado que normalmente el cliente ya no ha conocido; pero que aportará pistas sobre cómo vamos a ser o somos. A la hora de hacer el árbol hay que tener muy en cuenta enfermedades que se repiten, rangos de hermandad, nombres que se repiten, profesiones, tragedias familiares, semejanzas físicas, etc.

La mayoría estamos reparando o repitiendo de múltiples maneras programas inconscientes derivados de los secretos familiares. Unas veces irán acompañados de síntomas, otras no; pero su conocimiento es fundamental porque seguirán saltando de generación en generación si no tomamos conciencia de ellos y los desactivamos.