TRANSGENERACIONAL

El árbol genealógico es a la vez nuestra mayor trampa

y nuestro tesoro más preciado” (Alejandro Jodorowsky)


El estudio del Transgeneracional o árbol genealógico parte de la premisa de que determinados comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación e impiden al sujeto realizarse en plenitud. Es preciso tomar conciencia de esos programas inconscientes para que el paciente pueda desvincularse de ellos y desatar los “nudos” del pasado.

El árbol genealógico está vivo dentro de nosotros y se transforma con cada nueva generación. Somos el árbol y, por ende, la expresión de todo nuestro clan familiar.

El árbol puede ser una trampa que nos lleve a traicionarnos por quedarnos apegados a contratos inconscientes; pero también es un tesoro que nos engendra y nos permite vivir en conciencia.

Los condicionamientos emocionales y de conducta grabados por nuestro linaje en nuestro Inconsciente determinan nuestra postura frente a la vida y conducen nuestros actos a repeticiones de patrones, muchas veces dolorosos, de los que difícilmente podemos escapar.

La mera visión y comprensión del árbol genealógico ya resulta sanadora; pero se puede dar un paso más hacia la superación de esos programas que nos privan de vivir en plenitud. La genealogía es un sistema de repetición con fechas, enfermedades, rangos de hermandad, muertes, abortos, separaciones matrimoniales, semejanzas, nombres, profesiones, etc. que se transmiten de una a otra generación. Somos portadores de los conflictos no solucionados de nuestro Transgeneracional, de esos programas que nos impiden ser felices.

Todos los secretos y “no dichos” (asesinatos, suicidios, robos, herencias, adulterios, incestos, violaciones, hijos ilegítimos, muertes repentinas, etc.) pasan de generación en generación hasta que se somatizan manifestándose como síntoma. La mayoría de nosotros reparamos los secretos y “no dichos” de nuestro árbol; pero basta que un miembro del clan tome conciencia y desentrañe los secretos del árbol para que éste quede limpio gracias al principio holográfico por el que todos los miembros del clan comparten la misma información.

Para el estudio del Transgeneracional es imprescindible investigar las circunstancias en las que vivieron nuestros ancestros (oficio, situación social, política, etc.), comprender su moral, sus actitudes y, con ello, saber de qué situación social y cultural procedemos.

Todo está en el árbol genealógico. Debemos investigar y conocer el Transgeneracional porque llevamos a la espalda la historia de nuestros ancestros.